Atravesamos tiempos convulsos para las bodegas y para el mundo del vino en general. La incertidumbre sobre lo que le espera al sector tras el confinamiento es absoluta. ¿Estamos ante el inicio de un cambio en los hábitos de consumo? Aún desconocemos cuándo podremos volver a salir de casa, o cuándo se reanudará la actividad en bares y restaurantes.

Si has estado un poco atento a nuestros posts, tendrás una idea global de lo que puedes hacer por tu bodega en momentos como éste. Recuerda que no estamos en contexto de hacer negocio, sino de aportar valor para la sociedad en su conjunto. Tus clientes están pasando mucho más tiempo del habitual en casa, y una de sus vías de escape preferidas son las redes sociales. 

Si tu público se encuentra en las redes sociales, allí es donde debes estar

Según el auditor Comscore, el consumo de información en redes sociales en España creció un 55% coincidiendo con el inicio del confinamiento. Millones de usuarios activos pululando por las redes, ¿no crees que es una buena ocasión para ganar visibilidad? Saca tu lado más lúdico y entretenido. Tu público agradecerá cualquier aportación a la causa por pequeña que sea, y si además logras hacerles pasar un rato divertido, su percepción sobre tu bodega y tus vinos solo puede mejorar.

Tan solo debes tener en cuenta algunas precauciones, por respeto la situación que estamos viviendo:

  • · Manténte actualizado: estate atento a las últimas noticias y reconsidera cada nueva publicación que vayas a hacer, vigila el contexto. Quizá lo que hace una semana tenía gracia, ahora ya no la tenga.
  • · Cuida el tono de voz y adáptalo al contexto: lo último que queremos es ofender a nadie, deja que sea el público quien te guíe en esto.
  • · Interactúa con tus clientes: ayúdales, ofréceles información confiable y anuncia cualquier nueva iniciativa que se tome desde tu bodega.
  • · Refuerza el sentimiento de comunidad y el positivismo: comparte historias positivas, captan mucho más la atención y afianzan la unión de la comunidad.

Una vez hayas interiorizado esto, estarás listo para la acción. Cada vez son más las bodegas que se apuntan a ofrecer alternativas de entretenimiento para la cuarentena. A continuación, recogemos algunas de las más originales que hemos visto. Implementa la que más te guste y mejora el engagement de tus redes sociales.

✋Antes de continuar: ¿quieres saber cómo se calcula el engagement? Pincha aquí

Ideas para los contenidos de tus redes sociales

  • Concursos: una bodega organiza un concurso semanal para adivinar cuántas personas habrán sido dadas de alta en una determinada fecha. Los concursantes han de dar su respuesta a través de Facebook, Instagram o Twitter, y el que más se acerque a la cifra exacta sin pasarse se lleva un estuche de vino. Es una forma sencilla de darte a conocer a tus potenciales clientes y que te identifiquen como una marca positiva y solidaria.
  • Entrega original (y segura): Una pequeña bodega ubicada en Maryland ha ideado un peculiar método de entrega sin contacto entre personas. Un bóxer, equipado con una alforja con capacidad para dos botellas, hace las entregas de vino directamente desde la bodega. La incorporación del perro, que se ha hecho muy popular en poco tiempo, ha logrado mantener las ventas estables a pesar del confinamiento. Pensarás que difícilmente podrías dar salida a tus vinos a través de este método, y… estamos de acuerdo. Sin embargo, para esta bodega con apenas un año de vida, ha supuesto un bombazo en cuanto a la notoriedad conseguida. Se ha ganado la simpatía de las redes, su marca está en boca de todos e incluso ha tenido sus minutos de gloria en la televisión nacional. Una jugada maestra.
  • Clases de cocina con maridaje en directo: otra bodega se ha aliado con chefs autóctonos para cocinar recetas elaboradas con productos procedentes de la zona y explicar sus vinos en directo a través de Instagram. Compartirán los secretos de las recetas, de la elaboración de los vinos, conversarán y responderán dudas. Un plan entretenido, didáctico y una clara muestra de apoyo a la economía de la región.
  • Conversaciones sobre el vino: muchos profesionales y expertos están ofreciendo charlas en directo a través de las redes sociales, para compartir impresiones y experiencias. Otra forma de aprender que además, no requiere de ninguna preparación por parte del espectador. Toma nota: en condiciones normales, los contenidos en directo tienen mejor acogida que los vídeos.
  • Vídeos de recetas: otras bodegas -generalmente con restaurante propio-, han apostado por subir imágenes de la elaboración de diferentes platos, poniendo por escrito la receta detallada paso a paso. No es raro que el vino forme parte de la lista de ingredientes. Un ejemplo más de un contenido útil y de valor.
  • Consejos para preparar una cita romántica: sí, como lo lees, otro plan apetecible para aquellas parejas que sobrellevan juntas la cuarentena. Al pinchar en el enlace, se ofrece un código de descuento para compras efectuadas en la web, un recetario para escoger lo que se va a cocinar e incluso una playlist de Spotify para acompañar la cena, seleccionada por la propia bodega. ¿No te parece chulo?
  • Catas caseras: algunas bodegas proponen hacer catas a ciegas entre varias personas, dando unas breves instrucciones y ofreciendo fichas de cata descargables. Quizá sea la opción más sencilla, pero igualmente válida si no dispones de grandes recursos.
  • Videocatas: Con ellas obtendrás un triple beneficio: te mantendrán más conectado y cerca de tus fans, les entretendrás y les darás la oportunidad de iniciarse o ampliar sus conocimientos en el mundo de la cata. Para ello, deberás anunciarlas insistentemente en tus redes sociales con anterioridad suficiente para que los participantes puedan adquirir los vinos a catar, ya sea online u offline. Nos atrevemos a añadir un cuarto beneficio: cada hogar que participa en la cata representa una venta a mayores. 

Todos a una

Han surgido también múltiples plataformas para unir la actividad de numerosas bodegas bajo un mismo hashtag, como lema de responsabilidad social, siendo a escoger la actividad propuesta por cada una de ellas. Una cascada de iniciativas solidarias de un sector que pone el alma en cada botella y que necesita del apoyo de los consumidores más que nunca.

Esperamos que estas ideas puedan servirte de inspiración para poner tu granito de arena y ayudarte a salir lo más reforzado posible de esta situación. Esto no quita que puedas adoptar a la vez otras medidas más cortoplacistas, como ofrecer descuentos o portes gratuitos en tu tienda online de manera temporal para tratar de reactivar la ventas. Pero ése ya es otro tema.

Aprovéchalo: el marketing digital es el gran aliado de tu bodega para capear el temporal durante la crisis del coronavirus, ¿o es que aún lo dudas?

Dale caña a tus redes YA.